Skip links

TÉ DE UÑA DE GATO

te de uña de gato

La planta Uncaria Tomentosa o uña de gato, ha sido usada desde hace miles de años para tratar diversas patologías, como la gastritis, la artritis, la artrosis y otros problemas relacionados con la inflamación. Hay diversas formas de aprovechar las bondades de esta hierba medicinal y una de ellas es el té de uña de gato.

Té de uña de gato

El té se prepara hirviendo una taza de agua, luego se baja y se le agregan dos trozos de la corteza del arbusto. Se tapa y se deja vaporizando durante cinco minutos. Esta preparación conserva las propiedades de la planta para el beneficio del ser humano.

Propiedades del té de uña de gato

Este té conserva los beneficios naturales de la uña de gato, por tanto, veamos para que sirve la uña de gato: tiene propiedades antinflamatorias, inmunoestimulantes, antioxidantes, anticoagulantes, diuréticas y anticancerígenas. Las propiedades antinflamatorias se indican para el tratamiento de inflamación de tejidos u enfermedades relacionadas, es el caso de la artritis reumatoidea, artrosis y el reumatismo.

Al ser inmunoestimulante, estimula el sistema inmunológico protegiéndolo de infecciones. La propiedad antioxidante retarda la oxidación celular previniendo enfermedades y ayudando a expulsar mejor los radicales libres.

Adicionalmente, este arbusto es anticoagulante porque evita que se formen coágulos de sangre fuera de lo normal, y trombos, lo cual previene ataques cardiacos. Es también diurética. Por lo que se le asocia con un mejoramiento de la función digestiva y un aliado del adelgazamiento.

Al mismo tiempo, es anticancerígena, por lo tanto, se usa para prevenir el crecimiento de tumores o células malignas y para reducir los efectos adversos luego de las quimioterapias a las que normalmente se someten los pacientes con cáncer. Recuerda siempre tener en cuenta las contraindicaciones de la uña de gato antes de consumirla.

Infusión de uña de gato

La infusión de uña de gato es una bebida caliente parecida mucho al té, con la diferencia de que en la infusión las partecitas de la corteza del árbol demoran más tiempo en el agua.

La preparación de esta bebida es similar a la anterior, se hierve el agua, se baja y se le añaden dos estillas de la corteza del árbol. Luego se tapa y se deja reposar durante 7 u 8 minutos. Se le puede agregar una cucharada pequeña de miel para mejorar el sabor. Esta bebida es recomendado tomarla de una a tres veces al día, dependiendo los objetivos específicos del paciente.